Consejos dentales para el verano:

Consejos dentales para el verano:

1. VEN A TU REVISIÓN. ¿Hace mucho que no vienes a visitarnos? Aprovecha, seguro que ahora tienes más tiempo libre. Podremos detectar cualquier anomalía antes de que fastidie tus vacaciones.

2. CUIDADO CON LOS EXCESOS. Los granizados, helados y todos los carbohidratos que consumimos en vacaciones, son el sustrato para la caries. Cuidado con los niños, recomendamos desayunos y meriendas saludables, además ¡es una actividad genial para preparar en familia!

3. CONSUME FRUTAS, ENSALADAS Y MARISCOS. Las frutas, que aportan múltiples beneficios, son una excelente fuente de micronutrientes (vitaminas y minerales) imprescindibles para mantener la salud de dientes y encías. Disfrutar de frutas como el kiwi mejora los niveles de vitamina C que ayudan a mantener unas encías saludables.
Mariscos y pescados como la sardina, contienen flúor, que ayuda a prevenir la aparición de caries.
Las ensaladas y gazpachos son el plato estival por excelencia. La mezcla de verduras son otra fuente excelente de micronutrientes. Por ejemplo, el tomate es rico en licopeno, un poderoso componente para la prevención de diferentes tipos de cáncer, entre ellos el de boca.

4. BEBE MUCHA AGUA. Necesitamos un extra de hidratación, así que beber mucha agua nos ayudará a combatir el calor y a mantener el esmalte de nuestros dientes. Se trata de hidratarse como protección para el cuerpo frente a las temperaturas altas y para estimular la protección de saliva, que se encarga de proteger los dientes. Si vas a beber agua, u otras bebidas muy frías, un consejo es que lo hagas con pajita: se produce así un menor desgaste dental y te proteges de la aparición de la hipersensibilidad.

5. NO OLVIDES TUS ARMAS: KIT DE LIMPIEZA Y FÉRULAS. Prepáralo todo en tu bolsa de aseo: tu cepillo habitual, tu pasta ideal y tu hilo dental o cepillos interproximales. Si llevas ortodoncia, no te olvides de tu cera. Sí ya la has llevado, no olvides tus retenedores. Y si eres portador de férula de descarga, asegúrate un buen descanso estas vacaciones echándola en tu maleta.

6. CUIDA TUS DIENTES, Y ACUDE AL DENTISTA ANTE CUALQUIER URGENCIA. Cuidado con los deportes de riesgo, usa protectores bucales siempre que puedas. Tampoco USES TUS DIENTES PARA ABRIR BOLSAS, BOTELLAS... ¡Muchas veces ellos son los culpables de que pierdas tus empastes, o despegues un bracket!

7. NO INTENTES ENGAÑARTE CON LA HIGIENE. Si sólo vas a cepillarte los dientes por las noches, el cepillado debe ser de libro: nunca inferior a 2 minutos, seguido de uso de hilo dental y un colutorio. Y no lo hagas todo el verano... ¡¡Los helados y las bebidas carbonatadas atacan nuestro esmalte!! Recuerda que son tres cepillados al día, niños y mayores.

8. VISITA A TU DENTISTA. Sí, otra vez lo decimos, pero... más vale prevenir que curar, cuesta menos y te adelantas a posibles molestias durante tus vacaciones. Y además puedes ir avanzando en tu tratamiento. Si por ejemplo precisas implantes dentales, puedes aprovechar ahora para que el cirujano te los coloque, y a la vuelta de verano (ya que hay que esperar tres meses para colocar la corona) terminarás el tratamiento y tendrás tu boca de nuevo completa. O puedes hacerte el estudio de ortodoncia para comenzar a la vuelta de vacaciones…

Pero sobre todo... ¡¡DISFRUTA DEL VERANO!!

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies